PUESTA EN COMÚN

Muchos  especialistas concluyen que  el desarrollo  cognitivo  del  niño  se  logra  a  través  de actividades  productivas, son estos ejercicios con propósitos definidos los que construyen su personalidad. Estos ejercicios preparados y planificados, sin presiones  ni  apuros; permite a los niños completar ciclos de aprendizaje mediante la interacción con el grupo, habilidades que posteriormente les permita enfrentar  problemas de mayor envergadura.   

Bajo el concepto de la línea, con que María Montessori trabajó las actitudes de calma y silencio en los niños, en dos oportunidades diarias, se hace una puesta en común o trabajo grupal. Desarrollando una temática coherente con el tema transversal que el niño ha encontrado en el ambiente preparado; es además una excelente oportunidad para reforzar los valores de tolerancia, respeto, calma para esperar su turno, orden para expresarse, etc.

Conquistar inicialmente la libertad física para movilizarse,  posteriormente la autonomía afectiva a través de la seguridad en sí mismo y una elevada autoestima, le permitirán la voluntad de elegir libremente hasta llegar a desarrollar  un pensamiento crítico.

#fc3424 #5835a1 #1975f2 #2fc86b #fbeac9 #eef11045 #140114113828